In the media

Number of entries: 89

26
January 2017

El riesgo de Armaggedon es real pero no inminente


Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Periódico Mediterráneo
Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Artículo en prensa
26
January 2017

Las tripas de un meteorito desvelan cómo evitar un impacto con la Tierra


Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

El País, Ciencia
Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Un equipo de científicos europeos liderado por investigadores españoles ha sido el primero en analizar las propiedades mecánicas de uno de los miles de fragmentos de aquel meteorito que quedaron esparcidas por las llanuras heladas de Chelyabinsk, cerca de los Urales.
26
January 2017

Analizar un meteorito para aprender a desviar asteroides peligrosos


Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Reportaje El Mundo
Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

El miércoles presentaron en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) los resultados de su análisis, publicados en la revista The Astrophysical Journal. Según detallaron Carles Moyano y Josep Maria Trigo, investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio, en Barcelona, este meteorito pertenece a una clase denominada condrita ordinaria.
25
January 2017

Un meteorito da pistas para alejar asteroides de la Tierra


Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Agencias SINC
Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Un grupo internacional de científicos liderados por investigadores del CSIC ha presentado los resultados de un estudio sobre las propiedades mecánicas de los materiales que forman los asteroides. Usando muestras del meteorito caído en 2013 en Cheliábinsk (Rusia), el estudio aporta nuevos datos a las misiones que desviarán objetos potencialmente peligrosos para la Tierra mediante el impacto de proyectiles.
25
January 2017

¿Cómo desviar con un misil un asteroide tipo Cheliábinsk?


Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Europa Press
Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Un estudio internacional dirigido por el CSIC analiza la composición de la mayoría de los asteroides cercanos para buscar la forma de desviarlos con un proyectil.
25
January 2017

Un científico valenciano lidera la investigación para evitar el choque de meteoritos con la Tierra


Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Diario Levante
Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Un estudio internacional dirigido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) aporta información sobre los efectos que tendría el impacto de un proyectil sobre un asteroide. El objetivo del proyecto es averiguar cómo podría desviarse un asteroide para que no llegue a impactar contra la Tierra. La investigación internacional, publicada en la revista The Astrophysical Journal, se centra en el estudio del asteroide Cheliábinsk que explotó en 2013 sobre Rusia mientras atravesaba la atmósfera. La invetigación ha sido liderada por el investigador valenciano Josep Maria Trigo.
25
January 2017

Cómo desviar un meteorito antes de que impacte en la Tierra


Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

InfoBae
Researcher: Josep M. Trigo-Rodríguez

Esta semana, se publicó un estudio ante el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que podría significar un antes y un después. Los especialistas estudiaron en profundidad la anatomía de los fragmentos de meteorito -dureza, elasticidad y resistencia – y afirman que pueden ser determinantes para prevenir otras colisiones futuras en el planeta Tierra
04
September 2016

Descubren el púlsar más lento del Universo, es un magnetar una rara estrella de neutrones


Researcher: Nanda Rea

Viedo sobre el descubrimiento del púlsar más lento del Universo
Researcher: Nanda Rea

ExoPlanetas.com NOTICIA: Un estudio internacional liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha identificado el púlsar más lento detectado hasta el momento en el Universo. Se trata de un magnetar; es decir un tipo de estrellas de neutrones que produce un enorme campo magnético miles de millones de veces más potente que el campo magnético de nuestro Sol; pero concentrada en una bola de entre 10 y 20 kilómetros de diámetro. Este púlsar se encuentra atrapado en los remanentes de una supernova brillante (denominada RCW103), que explotó hace unos 2.000 años y se encuentra a unos 9.000 años luz de la Tierra. 
Una de las características de los púlsares es que rotan extremadamente rápidos emitiendo una radiación muy intensa a intervalos cortos y regulares, como pulsos, de donde procede su nombre. Hoy en día se conocen más de 600 púlsares con periodos de rotación que van desde el milisegundo a unos pocos segundos; pero el recién descubierto tiene un tiempo de rotación estimado de 6,4 horas.
Según explicó Nanda Rea, investigadora del CSIC en el Instituto de Ciencias del Espacio, de Barcelona. "Este descubrimiento desvela importante información acerca de los mecanismos de ralentización que han podido afectar a esta estrella de neutrones desde su nacimiento para que ahora, con sólo 2.000 años de edad, presente una rotación tan lenta. Posiblemente se deba a la presencia de material acumulado alrededor del púlsar tras la explosión de la supernova. Lo que aún no tenemos claro es si ese material continúa allí en forma de disco o, por el contrario, desapareció poco después de la explosión”. Concluyó Rea.
Los resultados del trabajo han sido publicados en la revista The Astrophysical Journal Letters
28
April 2016

Radio Podcast: "Hablando con Cientificos"


Researcher: Nanda Rea

Radio interview and Media PodCast released by Nanda Rea on new discoveries of peculiar pulsars
Researcher: Nanda Rea

El universo está plagado de objetos extraños que no dejan de sorprendernos. Hoy hablamos de un tipo de ellos que podríamos situar entre los más enigmáticos. Su nombre es “Magnetar”, un objeto pequeño y extraordinariamente denso, tanto, que puede contener la masa del Sol en una esfera de una decena de kilómetros de radio, rodeado por un campo magnético tan potente que cuesta trabajo imaginar, incluso para los más iniciados. No exagero en absoluto al decir estas cosas. Voy a dar algunos datos para que nos podamos hacer una idea. El campo magnético de la Tierra, que tiene fuerza suficiente para orientar la aguja de una brújula, tiene una intensidad inferior a un Gauss (el Gauss es una unidad utilizada para medir la intensidad de los campos magnéticos). La verdad es que la Tierra no puede presumir de tener un campo magnético fuerte, la prueba es que un simple imán, de los que pegamos a la puerta del frigorífico, tiene una intensidad 100 veces mayor. Algunos aparatos utilizados en los hospitales, como los equipos de Resonancia Magnética Nuclear (RMN), que nos permiten visualizar lo que sucede en el interior de nuestros cuerpos sin necesidad de abrir, tienen campos magnéticos mucho más potentes, de unos 10.000 Gauss. Y si comparamos con equipos de investigación más sofisticados, como son los aceleradores de partículas, los campos magnéticos utilizados en ellos son aún mayores. Los imanes superconductores del LHC, el acelerador más potente que se ha construido, tienen una intensidad 8,3 veces mayor que un equipo de RMN y el campo magnético de intensidad más alta que se ha podido construir llega a los 450.000 gauss. Parece mucho, ¿verdad?, pues con esos campos, a un magnetar no le llegaríamos ni a la altura del zapato. Si tuviéramos que escribir con todos sus ceros la intensidad del campo magnético de un magnetar, lo tendríamos que expresar así: 1.000.000.000.000.000 gauss. Ante tal demostración de energía, es comprensible que los científicos los busquen con ahínco, no solamente para observarlos sino para intentar comprender toda la física que encierran. Con ese objetivo en mente, no dudan en utilizar las más sofisticadas armas de las que nos proporciona la más alta tecnología: telescopios espaciales de rayos X y gamma, los telescopios ópticos más grandes y radiotelescopios. Nuestra invitada, Nanda Rea, profesora del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC-IEEC) y del instituto Antón Pannekoek de la Universidad de Amsterdan, es una de esas personas que dedican toda su ciencia a la búsqueda y comprensión de los magnetares. Durante más de una decena de años de investigación, Nanda Rea ha contribuido a la comprensión de los magnetares aportando nuevas ideas. Según se desprende de sus trabajos, los magnetares no sólo tienen un campo magnético extremadamente intenso, sino que, además, su magnitud puede sufrir cambios repentinos que multiplican la intensidad magnética hasta 1000 veces. En ese proceso, se producen enormes llamaradas de radiación en forma de rayos X y gamma que pueden llegar a perturbar la ionosfera terrestre. El descubrimiento de magnetares de campos magnéticos débiles que pueden tener estas violentas demostraciones de fuerza, ha hecho a Nanda Rea merecedora de la prestigiosa Medalla Zeldovich, concedida el 2014 por la Academia de las Ciencias Rusa.
Institute of Space Sciences (IEEC-CSIC)

Campus UAB, Carrer de Can Magrans, s/n
08193 Barcelona.
Phone: +34 93 737 9788
Email: ice@ice.csic.es
Website developed with RhinOS

Follow us


An institute of the Consejo Superior de Investigaciones Científicas

An institute of the Consejo Superior de Investigaciones Científicas
Affiliated with the Institut d'Estudis Espacials de Catalunya

Affiliated with the Institut d'Estudis Espacials de Catalunya