News & Press releases

Número de entradas: 99

19
Marzo 2015

Eclipse de sol en directo


Amb motiu de l’eclipsi solar del dia 20 de març, l’Intitut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) participarà en diverses iniciatives per apropar el fenomen astronòmic a la societat.
Amb motiu de l’eclipsi solar del dia 20 de març, l’Intitut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) participarà en diverses iniciatives per apropar el fenomen astronòmic a la societat.
A Bellaterra, al campus de la Universitat Autònoma de Barcelona, els científics de l’Institut de Ciències de l’Espai (IEEC-CSIC) han organitzat una jornada de portes obertes on es facilitaran ulleres especials als visitants que vulguin seguir l’eclipsi des del terrat de l’edifici, a més d'un telescopi per observar el Sol amb detall.
També hi haurà el suport d’investigadors experts en l'astre solar per explicar el fenomen. L'esdeveniment es podrà seguir en directe des de la web http://eclipsi2015.ice.cat/
Esteu tots convidats a gaudir de l'eclipsi!   Hora: 9:10 - 11:30
Lloc: edifici de l'Institut de Ciències de l'Espai (IEEC-CSIC), http://www.ice.cat/location.php   _______
Investigadors de referència
Ricard Casas
93 737 9788 (Extensió: 933055) Francesc Vilardell
93 737 9788 (Extensió: 933008)
Comunicacio científica IEEC
Cristina Jiménez
cristina at ieec.cat
93 280  2088 (Extensió 26)  
11
Marzo 2015

Sergei Odintsov recibe el premio Outstanding Referee de 2015


The American Physical Society (APS) has selected Sergei Odintsov among the 142 Outstanding Referees for 2015.
La Sociedad Americana de Física (APS de sus siglas en inglés) ha seleccionado a Sergei Odintsov entre los 142 outstanding referee de 2015 que se considera han sido excepcionalmente útiles en la evaluación de manuscritos para su publicación en las revistas de la editorial Physical Review. Una lista completa de los premiados está disponible en http://journals.aps.org/OutstandingReferees.
La selección de este año se hizo a partir de 30 años de registros de más de 65000 referees a los que se ha llamado a revisar los manuscritos, entre los más de 37800 que se presentaron en 2014. Los aspectos que se han tenido en cuenta para hacer la selección incluyen la calidad, cantidad y la puntualidad en enviar sus informes, sin tener en cuenta su adhesión a la APS, el país de origen, o en el campo de la investigación.  
04
Marzo 2015

La materia oscura podría ser un ingrediente del Sol


Científicos han mostrado por primera vez que la existencia de un tipo de materia oscura podría explicar la mayor parte de las incógnitas asociadas con el "problema de la composicion solar"
  • Los científicos proponen una solución teórica al ‘problema de la composición solar’.
  • Es una posibilidad que este trabajo muestre la primera evidencia de las propiedades de la partícula que forma la materia oscura.
  • El Gran Colisionador de Hadrones de Ginebra podría confirmar la teoría.
El astro solar sigue escondiendo misterios en su interior. En un nuevo estudio, un equipo internacional de científicos ha mostrado por primera vez que la existencia de un tipo de materia oscura podría explicar la mayor parte de las incógnitas asociadas con el “problema de la composición solar”.  Este problema, y su solución ha desafiado todos los intentos realizados desde su aparición  hace una década. El equipo formado por científicos de la Universidad de Durham (Reino Unido), del Imperial College (Reino Unido) y del Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC-CSIC) publica sus resultados en el último número de la revista Physical Review Letters. La estructura interna del Sol se conoce con un alto grado de precisión gracias al estudio de las oscilaciones observadas en su superficie, la heliosismología, de manera análoga a la sismología en la Tierra, que estudia la estructura terrestre a partir de ondas sísmicas. Pero ¿cuál es la composición química del Sol?  “No se sabe con certeza”, afirma Aldo Serenelli (IEEC-CSIC), “su determinación se realiza mediante el estudio del espectro solar, donde cada elemento químico presente en la superficie del Sol se manifiesta a través de una serie de líneas espectrales (zonas de mayor o menor intensidad) única”, añade Serenelli. Hace una década, gracias a mejoras en las técnicas de análisis espectroscópico, la composición química superficial del Sol fue revisada completamente, resultando en una concentración de metales un 40% menor a lo que se creía anteriormente.  La revisión de la composición química solar llevó a la aparición del “problema de la composición solar”: una serie de discrepancias sobre la estructura interna del sol entre las predicciones de modelos teóricos de estructura solar, que utilizan las medidas espectroscópicas como base para predecir su estructura, y las propiedades del Sol que pueden ser deducidas en base a las técnicas de heliosismología.  Los científicos vieron que faltaba una pieza para completar los  modelos teóricos de la estructura del Sol, pero ¿cuál? La materia oscura como explicación de las discrepancias La materia oscura representa más del 80% de la materia del Universo y es invisible a los detectores habituales, y aunque su existencia está ampliamente consensuada por los científicos, no ha podido ser aún detectada en laboratorios terrestres. Dentro del Sol, la materia oscura transporta energía, absorbiendo energía en las zonas centrales y viajando hacia regiones más alejadas y frías, donde deposita su exceso de energía. A diferencia de la materia ordinaria, la materia oscura no pierde energía en el viaje, porque interactúa muy débilmente con el medio. De esta manera, los modelos teóricos del Sol que contemplan la materia oscura en su interior predicen la modificación de su estructura en comparación a modelos solares estándar que no tienen en cuenta el efecto de dicha materia.  En el caso de la materia oscura asimétrica, la que los científicos piensan que se haya en el interior del sol, se produce una mayor acumulación de materia oscura porque no se auto-aniquila. “Auto-aniquila en el sentido que una partícula interactúa consigo misma y se convierte completamente en energía (rayos gamma, en este caso),  lo cual maximiza su impacto en la estructura solar”, explica Serenelli.  A diferencia de trabajos anteriores los científicos consideran un tipo de materia oscura cuyas interacciones con la materia normal depende críticamente del cambio de momento durante la colisión. Los resultados muestran un “muy buen acuerdo” con las observaciones de estructura solar, ofreciendo la mejor solución hasta hoy al problema de la composición solar. Un aspecto interesante adicional del trabajo es que conecta dos problemas en apariencia diferentes: déficits en modelos solares y materia oscura, el principal componente de materia del Universo. Es una posibilidad que este trabajo muestre la primera evidencia de las propiedades de la partícula que forma la materia oscura. Las propiedades de la materia oscura asimétrica propuesta en el trabajo están en acuerdo con cotas establecidas en experimentos de detección directa de materia oscura y permiten, además, explicar ciertas anomalías observadas en este tipo de experimentos. La puesta en marcha de nuevo del Gran Colisionador de Partículas de Ginebra abre el camino para confirmar la viabilidad de la teoría que proponen los investigadores, “la búsqueda de materia oscura asimétrica en colisionadores de partículas aún no ha sido descartada, por lo que su existencia puede ser confirmada o rechazada pronto”, concluye Serenelli.
18
Febrero 2015

Descubierto litio en una explosión estelar


Observaciones recientes han permitido resolver el rompecabezas relativo al origen del litio. Uno de los escenarios de producción de este elemento son las explosiones de novas, pero hasta ahora nunca se había detectado litio en dichas estrellas.
  • Nature publica nuevas observaciones que confirman una teoría de científicos del Instituto de Ciencias del Espacio ICE (CSIC-IEEC).
  • Por primera vez se ha detectado berilio radiactivo - que se transforma en litio - en una explosión de nova.
  • La contribución de las explosiones estelares es crucial para entender la evolución del contenido de litio de la Vía Láctea.
Barcelona, 18 de febrero de 2015. Observaciones recientes han permitido resolver el rompecabezas relativo al origen del litio. Uno de los escenarios de producción de este elemento son las explosiones de novas, pero hasta ahora nunca se había detectado litio en dichas estrellas. Ahora por primera vez ha sido observado berilio radiactivo (7Be), el núcleo padre del litio (7Li), en una nova, la V339 Del (Nova Delphini 2013). En la década de los noventa, Margarita Hernanz, del ICE (CSIC-IEEC) y colegas, desarrollaron modelos detallados de la producción de litio en novas. Mañana, Hernanz publicará un artículo News & Views en el último número de Nature sobre los nuevos hallazgos que validan su teoría. El litio es el elemento químico más ligero después del hidrógeno y del helio. Es el elemento sólido más ligero y menos denso en condiciones normales – ya que el hidrógeno y el helio son gases. Juega un papel importante en nuestra vida, tanto a nivel tecnológico, siendo materia prima de baterías de móvil y otros dispositivos, como en nuestro organismo. Sin embargo, aún no está claro su origen. Tal y como se predijo en la década de los cincuenta, casi todos los elementos químicos se originan en las estrellas, donde se generan por reacciones nucleares, que empiezan por la fusión del hidrógeno en helio. Los elementos producidos en las estrellas son expulsados al medio interestelar - del que surgirán nuevas estrellas - sea por vientos estelares o por explosiones estelares de supernovas y novas. "Estamos hechos de polvo de estrellas. Sin embargo, algunos elementos - llamados elementos ligeros, litio, berilio y boro – tienen mecanismos de formación distintos", explica Hernanz. El origen del litio y su evolución desde el nacimiento del Universo es un problema antiguo y un reto para los científicos. Se sabe que una fracción del litio se produjo durante la Gran Explosión - el Big Bang - hace unos 13,5 miles de millones de años. Otro mecanismo de producción del litio son las reacciones nucleares inducidas por rayos cósmicos energéticos en el medio interestelar. Pero es necesaria también la contribución de las estrellas, para entender la evolución del contenido de litio en la Vía Láctea, especialmente su incremento después de la formación del Sistema Solar, hace 4,5 miles de millones de años.   Una fuente estelar de litio difícil de identificar Los científicos creen que estrellas viejas de poca masa, como algunas gigantes rojas y las explosiones de novas, pueden ser fábricas de litio. Hasta ahora, el litio se había detectado en varias estrellas gigantes, pero nunca en novas. Las novas son explosiones estelares que se producen en la zona externa de las enanas blancas. Estas estrellas están en la fase final de su vida, después de haber agotado todo su combustible nuclear. Las enanas blancas tienen masas similares a la del Sol, con tamaños como la Tierra, lo que significa que su densidad es enorme. Si se hallan aisladas, su destino es apagarse hasta desaparecer, pero cuando tienen una estrella compañera próxima, pueden "rejuvenecerse". La enana blanca atrae material rico en hidrógeno de su estrella compañera. Esta materia se acumula hasta formar una capa densa donde se produce la ignición del hidrógeno. La consecuencia es una erupción termonuclear – similar a una bomba de hidrógeno – que provoca una expansión rápida y la expulsión de materia, además de un gran aumento del brillo.   “La fusión de 3He y 4He forma 7Be, un núcleo radiactivo con una vida media de 53 días que se transforma en 7Li. “El 7Be recién producido en las proximidades de la superficie estelar debe ser transportado a zonas más frías antes de desintegrarse, para evitar la destrucción de su núcleo hijo, 7Li, una vez creado. Este es el mecanismo de transporte del 7Be para producir 7Li en las estrellas, predicho en los años cincuenta por Cameron y Fowler”, explica Hernanz. Junto con los investigadores José (UPC-IEEC), Isern (CSIC-IEEC) y Coc (CSNSM-IN2P3, Francia), Hernanz publicó en 1996 el primer cálculo detallado de la síntesis del litio en novas, en la revista Astrophysical Journal Letters.   Observaciones, clave para poner a prueba la teoría Científicos del Observatorio Astronómico Nacional de Japón han proporcionado la primera evidencia observacional de la síntesis de litio en novas, gracias a la detección de 7Be radioactivo - el núcleo padre del 7Li - durante la explosión de la nova V339 Del (Nova Delphini 2013). Esta complicada medición se ha realizado con el Telescopio Subaru operando a alta resolución espectral, 0,0052 nm, capaz de distinguir el doblete de 7Be II del de 9Be II, ambos a longitudes de onda en el rango 312-313 nm. La cantidad de 7Be-7Li observado es similar o mayor que la prevista. “Esto podría significar que las novas jugaran un papel más importante de lo que se creía como fuentes del litio galáctico,” concluye Hernanz.   Referencias - Hernanz, M. A lithium -rich stellar explosion. Nature 518, 307-308 (2015) - Tajitsu, A., Sadakane, K., Naito, H., Arai, A. & Aoki, W. Nature 518, 381-384 (2015) - Hernanz, M., José, J., Coc, A. & Isern, J. Astrophys. J. 465, L27-L30 (1996)   Datos investigador Margarita Hernanz, ICE (CSIC-IEEC) Tel: 93 737 97 88 (Ext. 933054)   Departamento Comunicación IEEC Cristina Jiménez Tel: 93 280 20 88 (Ext. 26)
06
Noviembre 2014

Registrada una tormenta de rayos gamma insólita vista en un agujero negro


Los científicos explican este fenómeno, publicado en la revista 'Science', mediante un mecanismo similar al que produce los relámpagos en una tormenta
Los científicos explican este fenómeno mediante un mecanismo similar al que produce los relámpagos en una tormenta   El fenómeno ha sido captado con los telescopios MAGIC de La Palma durante la noche del 12 al 13 de Noviembre de 2012   Este resultado, con una importante participación española, ha sido publicado en la revista ‘Science’       Investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC/IEEC) en colaboración con otros científicos de Barcelona, Canarias y Madrid han registrado una tormenta de rayos gamma, insólita por la rapidez de los rayos, en las cercanías de un agujero negro supermasivo a 260 millones de años luz. La detección se ha efectuado con los telescopios MAGIC de La Palma y el resultado ha sido publicado en la revista ‘Science’.   El fenómeno se detectó durante la noche del 12 al 13 de Noviembre de 2012 en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma, Islas Canarias) y provenía de una de las galaxias del cúmulo de galaxias de Perseo, situada a 260 millones de años luz, conocida como IC310. Al igual que muchas otras galaxias, IC310 alberga en su centro un agujero negro supermasivo.   Los científicos explicaneste fenómeno mediante un mecanismo similar al que produce los relámpagos en una tormenta, según el cual esta “tormenta de rayos gamma” se produce en las regiones de vacío que se forman cerca de los polos magnéticos del agujero negro. En estas zonas vacías se crean momentáneamente campos eléctricos muy intensos, que son destruidoscuando la zona es ocupada de nuevo por partículas cargadas. Dichaspartículas se aceleran a velocidades muy próximas a la de la luz y transforman en rayos gamma los fotones que encuentran en su camino al transferirles parte de su energía. El tiempo que tarda la luz en recorrer una de estas zonas vacías es de pocos minutos, lo que encaja con lo observadoen IC310. “Es similar a lo que ocurre en las tormentas eléctricas”, explica Emma de Oña-Wilhelmi, investigadora Ramón y Cajal del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC/IEEC) y coordinadora galáctica de MAGIC. “Se crea una diferencia de potencial tan fuerte que acaba por descargarse como un relámpago”. En este caso, la descarga alcanza las energías más altas observadas en la naturaleza y produce rayos gamma. El agujero negro parece estar envuelto en una tormenta de dimensiones estelares.   Lo que sorprendió a los científicos en esta ocasión fue la extrema brevedad de dichas llamaradas, con una duración de menos de 5 minutos. “La Relatividad nos dice que ningún objeto puede emitir durante un tiempo menor al que le lleva a la luz atravesarlo. Sabemos que el agujero negro en IC310 tiene un tamaño de unos 20 minutos luz, alrededor de tres veces la distancia entre el Sol y la Tierra. Esto quiere decir que ningún fenómeno producido por el mismo debería durar menos de 20 minutos”, nos cuenta Julian Sitarek, investigador Juan de la Cierva en el IFAE (Barcelona), y uno de los tres científicos que han liderado el estudio.   Hasta ahora, se pensaba que la emisión gamma de galaxias como IC310 se generaba en los chorros de partículas que produce el agujero negro. Estos chorros se detectan en muchas galaxias, y se extienden cientos de miles de años luz. Cuando uno de los chorros apunta directamente hacia la Tierra, se produce un efecto relativista conocido como “movimiento superlumínico aparente”, debido a que el emisor (las partículas del chorro) y la emisión (los rayos gamma) viajan hacia nosotros a una velocidad parecida. Como resultado, la intensidad de la emisión gamma que se mide es mayor, y su variabilidad más rápida. Pero esta explicación no es válida en el caso de IC310, porque sus chorros no apuntan hacia nosotros. Seguramente los rayos gamma vienen desde mucho más abajo: prácticamente del propio agujero negro.   MAGIC es el presente de una joven pero fructífera rama de la ciencia: la Astronomía de Rayos Gamma desde tierra. Su exitosa presencia en el Observatorio del Roque de los Muchachos del Instituto de Astrofísica de Canarias se remonta a los años 80, con los telescopios HEGRA. El futuro inmediato del campo lo representa el Cherenkov Telescope Array (CTA), que estará formado por unos 100 telescopios distribuidos en dos observatorios (en los hemisferios Norte y Sur). Los grupos españoles de MAGIC han presentado una candidatura para construir el observatorio CTA-Norte en el Roque de los Muchachos o el Teide. Esta posibilidad representa una de las mejores oportunidades para albergar en España una de las grandes instalaciones científicas globales que marcarán el desarrollo de la Astronomía en los próximos años.   MAGIC está compuesto por dos telescopios con reflectores de 17 m de diámetro, construidos y operados por una colaboración internacional formada por 160 científicos de España, Alemania, Italia, Polonia, Suiza, Finlandia, Bulgaria, Croacia, Japón e India. Celebra ahora su décimo cumpleaños con la publicación de su quinto trabajo científico en la revista ‘Science’. Las mayores contribuciones españolas a la construcción de MAGIC han sido la cámara original de uno de los telescopios, gran parte de la electrónica y el centro de datos. La calidad del cielo de La Palma ha contribuido decisivamente a su éxito. Las instituciones españolas participantes son el Instituto de Física de Altas Energías (IFAE, Barcelona), la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Barcelona, el Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC/IEEC, Barcelona), el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC, La Laguna), la Universidad Complutense de Madrid y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT, Madrid).       Más información sobre MAGIChttps://wwwmagic.mpp.mpg.de/   Vídeohttps://www.youtube.com/watch?v=UbXU5l_btUQ&feature=youtu.be       LOS TELESCOPIOS MAGIC EN EL OBSERVATORIO DEL ROQUE DE LOS MUCHACHOS, EN LA PALMA (foto original disponible en: https://magicold.mpp.mpg.de/gallery/pictures/IMG_2520.JPG)   Crédito: The MAGIC Collaboration
        OBSERVACIÓN DE IC310 CON MAGIC E IMAGEN RADIO DEL CHORRO DE PARTÍCULAS (ZOOM)   Referencia: Science Express 6 de Noviembre, 2014

  IEEC en los medios   La Vanguardia   20 minutos   Terra
16
Octubre 2014

El proyecto europeo EuroGENESIS finaliza con buenos resultados y abre el camino hacia nuevas investigaciones en astrofísica nuclear


El proyecto ha permitido corroborar predicciones de la física de las explosiones de estrellas, profundizar en sus procesos y reproducir en el laboratorio reacciones nucleares en condiciones reales, entre otras, y es el punto de partida de una iniciativa m
Poco se conoce, tanto a nivel popular como dentro del camp de la astronomía, de la astrofísica nuclear y de los avances que este campo puede proporcionar a la sociedad. Por ello, un grupo de 200 especialistas europeos y norteamericanos en astronomía, astrofísica, física nuclear, astroquímica y cosmoquímica, coordinados por el Dr. Jordi José del Grupo de Investigación en Ciencias y Tecnologías del Espacio (IEEC/UPC), unió esfuerzos aislados e interdisciplinares para crear un programa de investigación colaborativo entorno a la historia nuclear del Universo y el origen de los elementos químicos, EuroGENESIS (European Science Foundation, 2010-2013). El proyecto, que tenía por objetivo entender la evolución química del Universo, desde el Big Bang hasta la actualidad, ha generado importantes avances en este campo y pretende impulsar proyectos futuros.   EuroGENESIS ha sido catalogado de muy exitoso por sus evaluadores, dado el elevado número de publicaciones científicas y los relevantes avances generados. Por eso, tal y como afirma el Dr. Jordi José, ‘Ahora hay que desarrollar una estructura que permeta afianzar el impulso conseguido en este campo gracias al programa, mediante nuevos proyectos que permitan consolidar la red de colaboraciones establecidas’. Solo así se conseguirá mantener el carácter multidisciplinar de la astrofísica nuclear, aprovechar las infraestructuras y sinergias existentes y dar continuidad al proyecto EuroGENESIS en un futuro. Otro de los objetivos que se pretende conseguir es posicionar la astrofísica nuclear en el nivel que le corresponde dentro de las instituciones y autoridades europeas con el objetivo de fomentar interés entre los jóvenes investigadores para crear un relevo generacional que continúe descifrando los enigmas del origen de los elementos.   El proyecto ha permitido, entre otros, simular por primera vez en tres dimensiones los procesos físicos que gobiernan las explosiones de novas o profundizar en las predicciones de la emisión de alta energía durante las explosiones de supernova. También se ha conseguido una mejor caracterización de granos meteoríticos presolares con aparatos de elevada resolución y se han podido medir, por primera vez en el laboratorio, reacciones nucleares en condiciones de temperatura y densidad similares a las que operan en el interior de las estrellas, eliminando los riesgos habituales asociados a la extrapolación de datos a bajas energías.   La financiación en astrofísica nuclear mediante futuros proyectos como EuroGENESIS es esencial para el aprovechamiento de numerosas instalaciones punteras, equipos y conocimientos acumulados en el estudio de este campo. La investigación del origen de los elementos químicos del Universo puede también dar respuestas a preguntas tan transversales y de tanto interés científico y popular como el origen de la Tierra, la evolución de la vida, de las estrellas, de las galaxias y del Universo, así como las leyes fundamentales de la Naturaleza. Sin olvidar, además, que la tecnología desarrollada para la investigación en astrofísica nuclear ayuda a su vez a encontrar soluciones en otros ámbitos de la ciencia, como la medicina, el medio ambiente o las telecomunicaciones. Los humanos, en definitiva, somos el resultado de procesos nucleares que han gestado los elementos químicos necesarios para la vida. Somos polvo de estrellas.
22
Septiembre 2014

Sergei Odintsov recoge la Medalla Amaldi


El galardón fue otorgado durante la XXI conferencia SIGRAV
El pasado 15 de septiembre, el profesor ICREA Sergei Odintsov, del ICE (CSIC/IEEC), recogía la Medalla Amaldi, premio europeo de Física Gravitacional, en Alessandria, Italia. El reconocimiento fue otorgado en una ceremonia durante la XXI conferencia SIGRAV (Società Italiana della Relatività Generale e Fisica della Gravitazione) por el Prof. P. Fre (Universidad de Turin i agregado de la Embajada Italiana en Moscú) y el Presidente de la SIGRAV, el Prof. S. Capozziello (Universidad de Nápoles).
06
Agosto 2014

Nanda Rea recoge la Medalla Zeldovich


El reconocimiento fue otorgado durante una reunión especial de la COSPAR
El pasado 4 de agosto, la Dra. Nanda Rea, de l’ICE (CSIC/IEEC) recogía la Medalla Zeldovich en Moscú, Rusia. El reconocimiento fue otorgado durante una reunión especial de la COSPAR (Committee on Space Research).
05
Agosto 2014

El Prof. Sergei Odintsov ha sido nombrado “Highly Cited Researcher” por Thomson Reuters


Los investigadores altamente citados representan los científicos más influyentes a nivel mundial
Thomson Reuters ha nombrado al Prof. Sergei Odintsov, investigador ICREA del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC/IEEC), “Highly Cited Researcher” (investigador altamente citado) en 2014. Los investigadores altamente citados representan los científicos más influyentes a nivel mundial y ganan tal distinción por haber escrito el mayor número de artículos que se encuentran entre el 1% de los “papers” más citados en su campo de estudio entre 2002 y 2012.
26
Junio 2014

Nanda Rea, ganadora de la Medalla Zeldovich


El premio es concedido por el Comité por la Investigación Espacial (COSPAR, en inglés) y la Academia de Ciencias de Rusia
La Dra. Nanda Rea, científica investigadora del Institut de Ciències de l’Espai (CSIC) / Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC), ha sido galardonada con la Medalla Zeldovich, otorgada por el Comité por la Investigación Espacial (COSPAR, en inglés) y la Academia de Ciencias de Rusia.   Este prestigioso premio es concedido a jóvenes científicos que han demostrado excelencia y logros importantes en su área de investigación. La Dra. Nanda Rea ha ganado la Medalla Zeldovich por su valiosa contribución al estudio de las estrellas de neutrones, y en particular por descubrir que los magnetares pueden tener bajos campos magnéticos.   La medalla será entregada durante un encuentro especial del COSPAR, que se llevará a cabo en Moscú en agosto del 2014 para memorar el centenario del nacimiento del famoso físico Yakov Zeldovich.   La investigación de la Dra. Nanda Rea   Un magnetar es un tipo de estrella de neutrones, el denso y compacto núcleo de una estrella gigante que ha colapsado y expulsado sus capas exteriores en una explosión de supernova. Como su nombre indica, los magnetares tienen unos de los campos magnéticos más fuertes del Universo.   Estos monstruos magnéticos se caracterizan por repentinos estadillos de alta radiación energética, a menudo en forma de destellos de rayos X y de estallidos de rayos gamma. Estos estallidos están causados por cambios en sus fuertes campos magnéticos, que son cientos de miles de veces más intensos que los de las estrellas de neutrones, también conocidos como púlsares.   Cuando la Dra. Rea empezó su doctorado en 2002, se pensaba que los magnetares eran emisores de rayos X regulares alimentados únicamente por su energía magnética. También se pensaba que sus campos magnéticos eran dipolares.   El más interesante –e inesperado- descubrimiento fue un objeto llamado SGR 0418 +5729 (abreviado SGR 0418), el cual tenía el campo magnético con menos superficie nunca antes visto en un magnetar.   El equipo de la Dra. Rea fue capaz de de hacer una precisa estimación de la fuerza del campo magnético del SGR 0418 midiendo pequeños cambios en su rotación durante el estallido de rayos X. “Vimos que tenía una superficie de campo magnético similar a la de estrellas de neutrones ordinarias o púlsares”, afirma la Dra. Rea. “De todas formas, la estrella producía destellos y estallidos de rayos X como otros magnetares, llevándonos a pensar que su actividad magnética podría ser causada por un fuerte y trenzado campo magnético escondido debajo o cerrar su sólida corteza.”   Estudiando la evolución del enfriamiento de la estrella de neutrones y su corteza, así como la decadencia de su campo magnético, el equipo estimó que el SGR 0418 tiene unos 5550.000 años –más que muchos otros magnetares.   Desde el descubrimiento del SGR 0418, la Dra. Rea ha descubierto dos magnetares más que muestran un inusual magnetismo de baja superficie   La Dra. Rea continúa estudiando magnetares en un esfuerzo para desentrañar más misterios asociados a estos objetos exóticos. “Hay muchas cosas que aún no se saben de los magnetares”, apunta. “Es un campo de estudio muy interesante. Las ideas cambian continuamente y cada año hay nuevos descubrimientos”.
Institute of Space Sciences (IEEC-CSIC)

Campus UAB, Carrer de Can Magrans, s/n
08193 Barcelona.
Phone: +34 93 737 9788
Email: ice@ice.csic.es
Website developed with RhinOS

Síguenos


An institute of the Consejo Superior de Investigaciones Científicas

An institute of the Consejo Superior de Investigaciones Científicas
Affiliated with the Institut d'Estudis Espacials de Catalunya

Affiliated with the Institut d'Estudis Espacials de Catalunya