News & Press releases

Número de entradas: 120

05
Mayo 2021

El ICE inicia un Proyecto financiado por el Consejo de Investigación Europeo: ERC IMAGINE


ICE initiates a project funded by the European Research Council: ERC IMAGINE
ICE researcher Daniele Viganò
El año pasado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) obtuvo siete de las becas ERC Starting Grants que entrega anualmente el Consejo de Investigación Europeo (ERC). Estos proyectos están incluidos en el pilar de Ciencia Excelente del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea (UE).

Daniele Viganò, investigador del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC), recibió una beca ERC Starting Grant para el proyecto IMAGINE, que buscar estudiar campos magnéticos en exoplanetas. El proyecto se inició oficialmente el pasado sábado, día 1 de mayo.

Este proyecto que está en marcha “se centra en los campos magnéticos como factor clave para la habitabilidad de los planetas rocosos, al igual que en la Tierra, y como mensajeros de la composición interna y dinámica de los exoplanetas en general”, explica el científico Daniele Viganò.

“Combinando una formulación novedosa, estudios de emisión de ondas de radio detectables y técnicas numéricas avanzadas adaptadas de un escenario donde la estrella de neutrones está magnetizada, IMAGINE predecirá los valores del campo magnético para diferentes exoplanetas, comparando las propiedades observables asociadas de los gigantes gaseosos y contribuirá a identificar los mejores candidatos a mundos rocosos en función de su habitabilidad”, concluye el investigador Viganò.

Puedes saber más aquí.
07
Abril 2021

Luz verde a HydroGNSS, la segunda misión Scout de la Agencia Espacial Europea


Greenlight to HydroGNSS, ESA’s second Scout mission
Artist's impression of HydroGNSS satellite in orbit. (Credit: SSTL)
Credit: SSTL
  • Investigadores del Grupo de Observación de la Tierra en el Instituto de Ciencias del Espacio participan en el consorcio de esta misión
  • Liderada por la compañía Surrey Satellite Technology, la misión HydroGNSS medirá variables climáticas hidrológicas esenciales

Un grupo de investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) participa en la misión HydroGNSS, la segunda misión Scout de la Agencia Espacial Europea (ESA). Estas misiones son un nuevo componente del Programa FutureEO de Observación de la Tierra de la ESA y su objetivo es demostrar la capacidad de los satélites pequeños para desarrollar ciencia con valor añadido. Tras la selección de la primera misión del satélite Scout el pasado diciembre, la ESA ha aprobado las negociaciones para el desarrollo de una segunda misión, denominada HydroGNSS.
 
La misión, liderada por la compañía británica Surrey Satellite Technology Ltd se encargará de medir variables climáticas hidrológicas clave, incluida la humedad del suelo, el estado de congelación o descongelación del permafrost, inundaciones y humedales, así como biomasa aérea. Estas variables ayudan a los científicos a comprender el cambio climático y contribuyen a la elaboración de modelos meteorológicos, al cartografiado ecológico, la planificación agrícola y la preparación ante posibles inundaciones.

Para medir estas variables, el equipo científico se servirá de una técnica llamada reflectometría GNSS (Sistema Global de Navegación por Satélite, por sus siglas en inglés). Los investigadores del Grupo de Observación de la Tierra del Instituto de Ciencias del Espacio, con más de 20 años de experiencia en esta técnica, están involucrados en HydroGNSS como parte del consorcio de la misión. También forman parte del consorcio equipos de la Universidad de Roma La Sapienza, la Universidad de Roma Tor Vergata y el Instituto de Física Aplicada (IFAC) del Consejo Nacional de Investigación (CNR) en Italia; el Instituto Meteorológico Finlandés (FMI); y la Universidad de Nottingham y el Centro de Oceanografía Nacional (NOC) en Reino Unido.

“Esta misión presenta varias novedades con respecto a otras misiones en reflectometría”, explica la Dra. Estel Cardellach, investigadora del ICE-CSIC y miembro del consorcio. “Por primera vez, las señales se recibirán con dos polarizaciones diferentes y se recibirán grandes cantidades de datos a alta frecuencia de muestreo de forma casi continua para desarrollar nueva ciencia y productos mejorados”.

El objetivo de las misiones Scout de la ESA es demostrar que los pequeños satélites con un presupuesto de menos de 30 millones de euros en un plan a tres años pueden jugar un papel importante en la observación de la Tierra y ampliarse para futuras misiones. La escalabilidad es un aspecto importante de esta misión, como señaló el investigador Weiqiang Li, miembro de este grupo de investigación en el Instituto de Ciencias del Espacio: “El concepto detrás de HydroGNSS es extensible a constelaciones de más satélites, lo que supondría una forma efectiva y sostenible de densificar mediciones de variables climáticas esenciales”.

Implicaciones en el futuro
HydroGNSS abre el camino a una futura constelación de satélites asequible que pueda realizar mediciones con una resolución espaciotemporal a la que los satélites tradicionales de teledetección no pueden acceder. Esta misión ofrece la capacidad de supervisar fenómenos muy dinámicos y ayuda a llenar los vacíos en la monitorización de los signos vitales de la Tierra en el futuro.
 
Más información
Consulta las notas de prensa de la Agencia Espacial Europea y de Surrey Satellite Technology.
Las imágenes se pueden descargar en la nota de prensa de SSTL.
Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=30pemNtyBVA&t=1s
 
Contacto
Oficina de Comunicación del ICE
Bellaterra, España
Paula Talero & Alba Calejero
E-mail: outreach@ice.csic.es
 
Investigadores principales del ICE
Bellaterra, España
Estel Cardellach: estel@ice.csic.es
Weiqiang Li: weiqiang@ice.csic.es
22
Marzo 2021

El ICE participa en el mayor catálogo de clasificación morfológica de galaxias hasta la fecha


ICE researcher participates in the largest catalogue of galaxy morphological classification to date
Imágenes originales (paneles a la izquierda) de una galaxia espiral (arriba) y una galaxia elíptica (abajo) y sus versiones degradadas, utilizadas para entrenar la red neuronal convolucional. (Imagen: J. Vega-Ferrero et al.)
  • La investigadora del ICE Helena Domínguez Sánchez es la segunda autora de una clasificación morfológica que incluye 27 millones de galaxias.
  • En esta investigación se ha utilizado inteligencia artificial; en concreto, un algoritmo de aprendizaje automático (machine learning) con hasta un 97% de precisión para clasificar las galaxias, incluso las más débiles y lejanas. 
Una investigación liderada por el departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Pennsylvania y el Instituto de Física de Cantabria (UC-CSIC) ha producido el mayor catálogo de clasificación morfológica de galaxias hasta la fecha, que incluye 27 millones de galaxias. La investigadora del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC) Helena Domínguez es la segunda autora de este catálogo, publicado recientemente en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS).

Los investigadores han utilizado los datos de la Exploración de Energía Oscura (Dark Energy Survey, DES) –que catalogó cientos de millones de galaxias distantes durante seis años– y un algoritmo de aprendizaje automático con hasta un 97% de precisión para aprender a clasificar las galaxias en dos tipos de morfologías, incluso las galaxias más débiles y lejanas.

La morfología de las galaxias está muy relacionada con el tipo de estrellas que las componen y sus mecanismos de formación. Principalmente, este catálogo clasifica las galaxias en dos tipos de morfologías: galaxias espirales, que tienen un disco giratorio donde nacen nuevas estrellas; y elípticas, que son las galaxias más masivas del Universo, compuestas de estrellas antiguas que realizan movimientos aleatorios.

Aunque resulta fácil distinguir estos dos tipos de galaxias a simple vista, existen dos problemas importantes: por un lado, el elevado número de galaxias por clasificar, que hizo necesario realizar clasificaciones automatizadas; y, por otro lado, el hecho de que las galaxias situadas a mayor distancia parecen más débiles y más pequeñas, así que las imágenes recabadas solían tener mucho ruido.

El equipo científico ha degradado las imágenes de alta calidad de las galaxias locales hasta obtener la apariencia que tendrían si estuvieran más distantes y han introducido las etiquetas correctas para entrenar una red neuronal convolucional. De esta manera, ha sido posible aprender a clasificar incluso los ejemplos más difíciles. El estudio señala que el algoritmo utilizado puede acertar la morfología de las galaxias hasta el 97% de las veces, independientemente del nivel de ruido y la resolución espacial de las imágenes.

Este trabajo demuestra que las máquinas son capaces de recuperar imágenes que el ojo humano no puede captar y que tienen capacidad para distinguir las señales útiles del ruido cuando se entrenan con las etiquetas correctas. Por lo tanto, pueden clasificar de forma fiable imágenes de galaxias más débiles.

El uso de redes neuronales convolucionales es extremadamente exitoso para analizar y clasificar imágenes de galaxias. Este tipo de redes neuronales son un algoritmo de aprendizaje automático (deep learning) que puede recibir una imagen de entrada y asignarle una etiqueta a distintos aspectos de dicha imagen y diferenciarlos entre sí.
 
Implicaciones futuras
 
Con este método automatizado, ha sido posible asignar una clasificación a 27 millones de galaxias y elaborar el mayor catálogo morfológico de galaxias publicado hasta la fecha.
 
Algunas de las galaxias incluidas en el catálogo se encuentran a una distancia de hasta 8 giga-años (Ga), es decir, 8 000 millones de años. Este catálogo permite tener una visión aproximada de cómo eran las galaxias cuando el Universo tenía la mitad de su edad actual, estudiar cómo han cambiado las galaxias en los últimos 8 Ga y observar cómo esos cambios estructurales tienen que ver con los caminos evolutivos de las galaxias.
 
El hecho de que las máquinas puedan aprender a reconocer patrones en datos con ruido y difíciles de interpretar puede tener aplicaciones directas en otros campos, como la seguridad (por ejemplo, reconocimiento facial), la industria del reconocimiento de imágenes, diagnósticos clínicos o el cambio climático.

Más información
Esta información se presenta en el artículo: “Pushing automated morphological classifications to their limits withthe Dark Energy Survey”, publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS).

Contactos

Oficina de Comunicación del ICE
Bellaterra, Spain
Paula Talero & Alba Calejero
Correo electrónico: outreach@ice.csic.es
 
Autora Principal en el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC)
Bellaterra, Spain
Helena Domínguez Sánchez (ICE, CSIC): dominguez@ice.csic.es
12
Marzo 2021

Las mujeres del ICE se reunirán en un evento online para conocer mejor el trabajo de las investigadoras


International Women's Day online talks
Female staff at ICE.
Este 8 de marzo, desde el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC) nos sumamos a la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Para ello, hemos planeado un evento online para todas las mujeres que trabajan en el ICE que tendrá lugar este viernes 12 de marzo. Las investigadoras y las mujeres del personal de administración y de comunicación nos reuniremos de manera online para crear un espacio de debate, en el que las mujeres del personal no investigador conozcamos con más detalle el trabajo de las científicas que trabajan en nuestro centro. Nuestro objetivo es poder acercarnos las unas a las otras y estar en sintonía.

De esta manera, pretendemos dar visibilidad a las científicas del ICE a nivel interno y fomentar la sororidad.

El evento se podrá ver a posteriori en el canal de YouTube del ICE.
05
Marzo 2021

Descubierto un exoplaneta cercano, rocoso y caliente


ICE researchers have contributed to the discovery within the CARMENES Consortium
​Artistic impression of the surface of the newly discovered hot super-Earth Gliese 486b
RenderArea
  • La superficie de este exoplaneta Supertierra podría mostrar un paisaje caliente y seco salpicado de brillantes ríos de lava.
  • Descubierto en nuestro vecindario cósmico, el exoplaneta promete ser un candidato adecuado para poner a prueba los modelos de las atmósferas de los planetas rocosos.
  • Dentro del Consorcio CARMENES, investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC) han contribuido al descubrimiento, como parte de un equipo internacional liderado por el Instituto Max Planck de Astronomía (MPIA).
Astrónomos del Consorcio CARMENES han publicado un nuevo estudio en el que se informa del descubrimiento de una Supertierra rocosa y caliente que orbita la cercana estrella enana roja Gliese 486. A pesar de que el planeta —denominado Gliese 486 b— orbita cerca de su estrella madre, posiblemente haya conservado parte de su atmósfera original. Esto convierte a Gliese 486 b en un candidato idóneo para que los astrónomos acepten el reto de examinar su atmósfera y su interior con la próxima generación de telescopios espaciales y terrestres. Los resultados se publican hoy, 5 de marzo del 2021, en la revista Science. 

Varios investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC) han contribuido al estudio, liderado por Trifon Trifonov, investigador del Instituto Max Planck de Astronomía (MPIA) en Heidelberg. «Desde el primer momento nos dimos cuenta de que este planeta es una joya: orbita alrededor de una estrella brillante cercana y pasa por delante de ella desde nuestro punto de vista, aquí en la Tierra. Hemos puesto todo nuestro empeño en determinar con precisión sus propiedades y nos estamos preparando para una mayor caracterización. Este planeta puede convertirse en un peldaño para entender la estructura y la evolución de las atmósferas de los exoplanetas», afirma Juan Carlos Morales, uno de los autores del ICE e investigador del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC).

Con el surgimiento de, cada vez más frecuentemente, descubrimientos de exoplanetas, los astrónomos han combinado diversas técnicas de observación para determinar masas, tamaños e incluso densidades planetarias, lo que les permite estimar su composición interna. El siguiente objetivo —caracterizar completamente los exoplanetas similares a la Tierra mediante el estudio de sus atmósferas— es mucho más difícil. 

En el caso concreto de los planetas rocosos como la Tierra, cualquier atmósfera de este tipo solo consiste en una fina capa, si es que existe. Por ello, muchos de los modelos atmosféricos actuales de los planetas rocosos siguen sin poder probarse. A una distancia de solamente 26 años luz, los científicos del Consorcio CARMENES creen que el planeta rocoso recién descubierto cumple perfectamente con ciertas especificaciones que permitirán a la próxima generación de observatorios estudiarlos. «La proximidad de este exoplaneta es emocionante porque será posible estudiarlo en más detalle con los próximos telescopios potentes», explica Trifonov, científico planetario y autor principal del artículo que recoge este descubrimiento. Y añade: «Los resultados nos ayudarán a entender hasta qué punto los planetas rocosos pueden mantener sus atmósferas, de qué están hechas y cómo influyen en la distribución de energía en los planetas».

Para obtener sus resultados, los científicos han utilizado tanto la fotometría de tránsito como la espectroscopía de velocidad radial. Después de que la primera detección de la señal se llevara a cabo mediante espectroscopía con el instrumento CARMENES (Calar Alto high-Resolution search for M dwarfs with Exoearths with Near-infrared and optical Échelle Spectrographs), se puso al telescopio Joan Oró (TJO) del Observatori Astronòmic del Montsec (OAdM-IEEC) a buscar tránsitos. Sin embargo, antes de que las observaciones del TJO pudieran completarse, la estrella fue observada por la misión de exoplanetas de la NASA TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) y se descubrió que el planeta transitaba, convirtiéndose en el primer caso en el que TESS se utilizó para «hacer un seguimiento» de un descubrimiento realizado desde tierra.  

Gliese 486 b tiene una masa 2,8 veces superior a la de nuestro planeta. También es un 30 % más grande que la Tierra. Los astrónomos han determinado que la composición del exoplaneta parece similar a la de Venus y la Tierra, incluyendo el hecho de tener un núcleo metálico. Cualquiera que se encontrase en Gliese 486 b, sentiría una atracción gravitatoria un 70 % más fuerte que la que experimentamos en nuestro mundo.

Gliese 486 b gira alrededor de su estrella anfitriona en una trayectoria circular en 1,5 días y a una distancia de 2,5 millones de kilómetros. Una rotación lleva el mismo tiempo, por lo que un lado siempre está orientado hacia la estrella. Aunque su estrella madre es mucho más débil y fría que el Sol, la irradiación es tan intensa que la superficie del planeta se calienta al menos hasta los 430 °C. Desde esta perspectiva, la superficie de Gliese 486 b probablemente se parece más a Venus que a la Tierra, con un paisaje caliente y seco salpicado de ríos de lava brillantes. Sin embargo, a diferencia de Venus, Gliese 486 b posiblemente solo tenga una tenue atmósfera, si es que tiene alguna. Los cálculos de los modelos pueden ser consistentes con ambos escenarios ya que la irradiación estelar tiende a evaporar las atmósferas. Al mismo tiempo, la gravedad del planeta ayuda a retenerla. Resulta difícil calcular el equilibrio de estas contribuciones.

Las futuras mediciones que el equipo de CARMENES tiene en mente aprovechan el hecho de que Gliese 486 b cruza la superficie de su estrella anfitriona desde nuestro punto de vista. Cuando esto ocurre, una pequeña fracción de la luz estelar atraviesa la fina capa atmosférica antes de llegar a la Tierra. Los diversos compuestos atmosféricos absorben la luz en longitudes de onda específicas, dejando su huella en la señal. Mediante el uso de espectrógrafos, los astrónomos buscan estas huellas para deducir la composición y la dinámica atmosférica. Este método también se conoce como espectroscopía de tránsito.

Está previsto realizar una segunda medición espectroscópica, denominada espectroscopía de emisión, durante las fases «lunares» de Gliese 486 b, cuando partes del hemisferio iluminado se hacen visibles hasta que el planeta pasa por detrás de la estrella. El espectro contiene información sobre la brillante y caliente superficie planetaria. «Estamos deseando ver estas observaciones de seguimiento y lo que nos dirán sobre este apasionante exoplaneta», afirma el investigador del ICE y coautor del estudio Ignasi Ribas. «Podrían aparecer más noticias en el horizonte una vez que estén disponibles telescopios como el espacial James Webb y los terrestres Extremely Large Telescopes», añade.

Observatorios e Instrumentos
El Consorcio del Proyecto CARMENES está formado por once instituciones de investigación de España y Alemania. Su objetivo es monitorizar unas 350 estrellas enanas rojas en busca de signos de planetas de baja masa utilizando el instrumento CARMENES, montado en el telescopio de 3.5 m de Calar Alto (España). El instrumento es un espectrógrafo de alta resolución en el infrarrojo cercano y óptico operado por el Observatorio Astronómico de Calar Alto (España).

Este estudio incluye mediciones espectroscópicas adicionales para inferir la masa de Gliese 486 b. Los científicos obtuvieron observaciones con el instrumento MAROON-X en el telescopio Gemini North de 8,1 m (EE.UU.) y recuperaron datos de archivo del telescopio Keck de 10 m (EE.UU.) y del telescopio ESO de 3,6 m (Chile).

Las observaciones fotométricas para derivar el tamaño del planeta proceden del satélite espacial TESS (NASA, EE.UU.), del instrumento MuSCAT2 (Multicolour Simultaneous Camera for studying Atmospheres of Transiting exoplanets 2) montado en el Telescopio Carlos Sánchez de 1,52 m del Observatorio del Teide (España), y del LCOGT (Las Cumbres Observatory Global Telescope), entre otros.

Más información
Esta investigación se presenta en el artículo «A nearby transiting rocky exoplanet that is suitable for atmospheric investigation», de T. Trifonov, J.A. Caballero, J.C. Morales et al., que se publica en la revista Science el 5 de marzo de 2021.

Nota de prensa elaborada por el IEEC en colaboración con Comunicación CSIC.

Contactos
Oficina de Comunicación del ICE
Bellaterra, España
Paula Talero y Alba Calejero
Correo electrónico: outreach@ice.csic.es

Autor Principal
Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC)
Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC)
Barcelona, España
Juan Carlos Morales
Correo electrónico: morales@ieec.cat 
 
22
Febrero 2021

INVESTIGADORES ICE OBSERVAN UNA SEÑAL ULTRAVIOLETA Y ÓPTICA QUE DESAFÍA LOS MODELOS DE LOS PÚLSARES


Francesco Coti Zelati and Diego F. Torres have participated in the discovery
Artist's impression of an X-ray bright pulsar in a binary system.
ESA
Un estudio liderado por el Instituto Nacional de Astrofísica italiano (INAF), y en el que los investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC) Francesco Coti Zelati y Diego F. Torres participan, ha presentado la primera detección de pulsos en longitudes de onda ópticas y ultravioletas (UV) de un púlsar de milisegundos en un sistema binario de rayos X durante una fase de acreción.  

22 de febrero, 2021

El sistema —denominado SAX J1808.4-3658— está formado por una estrella de neutrones y una estrella pequeña. La estrella de neutrones, un objeto muy denso, gira rápidamente haciendo que la emisión aparezca pulsante, como la luz de un faro. De hecho, la estrella de neutrones gira más rápido que la mayoría de púlsares.
 
El púlsar se encuentra en un sistema binario, es decir, orbita junto a otra estrella de la que recoge regularmente materia. Además, es un objeto inestable, ya que alterna fases de quiescencia con períodos de actividad cada tres o cuatro años. La explosión más reciente, la novena desde su descubrimiento en 1996, se registró entre agosto y septiembre de 2019. Los investigadores Coti Zelati y Torres afirman que, en el momento de las observaciones en las longitudes de onda ópticas y UV durante esta última explosión, el púlsar estaba rodeado por un disco de acreción, mostraba pulsos de rayos X y tenía un elevado brillo, lo que sugiere que la estrella de neutrones estaba acretando masa.
 
Hasta ahora se conocen una veintena de sistemas similares al SAX J1808.4-3658. Hasta esta observación, nunca antes se había observado ningún impulso en la banda UV procedente de púlsares de sistemas binarios. Según la banda óptica, los pulsos solo se habían visto en cinco púlsares aislados y en un único sistema binario.
 
El descubrimiento pone a prueba los modelos teóricos que describen el comportamiento de los púlsares en sistemas binarios: según los investigadores del ICE que han participado en el hallazgo, los modelos de acreción actuales no explican la luminosidad de los pulsos ópticos y ultravioletas que detectaron, que, en cambio, están más probablemente gobernados por los procesos que tienen lugar en la magnetosfera de la estrella de neutrones o justo fuera de ella.
 
En este contexto, este descubrimiento demuestra que la aceleración de las partículas cargadas hasta velocidades extremadamente altas se puede producir en la magnetosfera de una estrella de neutrones incluso cuando esta última está rodeada de materia de acreción. Por lo tanto, los resultados del estudio aportan nueva luz sobre las propiedades de la magnetosfera y su interacción con la materia de acreción y, más en general, sobre la física de los púlsares de milisegundos en sistemas binarios.
 
Este estudio proporciona un nuevo enfoque para investigar las estrellas de neutrones que acretan materia en sistemas binarios: abre una nueva perspectiva en la búsqueda de pulsos rápidos en longitudes de onda ópticas y ultravioletas procedentes de muchas otras estrellas de neutrones que acretan materia, débilmente magnéticas, en sistemas binarios desde donde los pulsos nunca han sido detectados en otras longitudes de onda, a pesar de haberse llevado a cabo estudios muy extensos. De hecho, gracias a las muy altas tasas de fotones y a la posibilidad de explotar el rendimiento de los grandes telescopios ópticos, será posible alcanzar una sensibilidad muy superior en las longitudes de onda ópticas y ultravioletas en comparación con la banda de rayos X. En este sentido, son especialmente importantes las estrellas de neutrones que acretan materia a velocidades muy elevadas, ya que la detección de pulsos a partir de éstas y la determinación precisa de su órbita permitirían aumentar drásticamente la sensibilidad de las búsquedas de ondas gravitacionales que se esperan de estos sistemas. Esto convertiría estas estrellas de neutrones en laboratorios sin igual para estudiar la física de la materia a densidades supranucleares y en presencia de campos magnéticos ultrafuertes.
 
La detección de pulsos ópticos se llevó a cabo en observaciones realizadas con el Fotómetro Astronómico de Silicio Rápido (SiFAP2, por sus siglas en inglés) montado en el Telescopio Nacional Galileo (TNG) en el Observatorio Roque de los Muchachos de la isla de la Palma (Islas Canarias). Esta detección fue posible gracias a las funciones exclusivas de este instrumento, que es capaz de etiquetar la hora de llegada de fotones individuales en longitudes de onda ópticas con una precisión de unos pocos microsegundos hasta contar velocidades de hasta unos cuantos millones de recuentos por segundo.
 
Esta investigación se presenta en un artículo titulado “Optical and ultraviolet pulsed emission from an accreting millisecond pulsar”, de F. Ambrosino, A. Miraval Zanon, A. Papitto, F. Coti Zelati, S. Campana, P. D'Avanzo, L. Stella, T. Di Salvo, L. Burderi, P. Casella, A. Sanna, D. de Martino, M. Cadelano, A. Ghedina, F. Leone, F. Meddi, P. Cretaro, MC Baglio, E. Poretti, RP Mignani, DF Torres, et al. que aparecerá en la revista Nature Astronomy el 22 de febrero de 2021.

Contactos

Oficina de Comunicación del ICE
Bellaterra, Spain
Paula Talero & Alba Calejero
Correo electrónico: outreach@ice.csic.es
 
 
INAF Press
Istituto Nazionale di Astrofisica
Marco Galliani, 335 1778428
ufficiostampa@inaf.it
 
Autores Principales en el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC)
Bellaterra, Spain
 
Francesco Coti Zelati: cotizelati@ice.csic.es
Diego F. Torres: dtorres@ice.csic.es
 
Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC)
Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC)
 
Nota de prensa creada por la oficina de comunicación del ICE en colaboración con INAF. Traducción: IEEC.
11
Febrero 2021

Investigadoras del ICE participan en charlas en línea para estudiantes en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia


International Day of Women and Girls in Science
Female researchers give online talks to students on the International Day of Women and Girls in Science
Para celebrar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, varias de las investigadoras del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) participarán en la iniciativa 100tífiques de la Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación (FCRi) y el Instituto de Ciencia y Tecnología de Barcelona (BIST), dando charlas en línea a estudiantes de primaria y secundaria en Cataluña sobre el trabajo de una científica y de su experiencia como mujeres en el ámbito de la ciencia y la investigación.
 
Las investigadoras del ICE que participarán en esta iniciativa el 11 de febrero son:
 
Cristina Manuel Hidalgo, física teórica. Apasionada por estudiar la "materia condensada de interacciones fuertes (o cromodinámica cuántica)", su investigación se centra en encontrar sus marcadores en entornos astrofísicos y cosmológicos. En general, sus líneas de investigación son: cromodinámica cuántica en condiciones extremas, materia de quarks y firmas en estrellas compactas, plasma de quark-gluones y, por último, astropartículas. Escribe un blog en español que puedes consultar aquí.
 
Nanda Rea es doctora en Astrofísica sobre estrellas de neutrones y agujeros negros. Procede de Italia y ha colaborado recientemente con la Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación (FCRi) en la iniciativa “Path2Integrity” con el fin de avanzar hacia la innovación ética en la investigación. Es la investigadora principal de una acción H2020 COST sobre estrellas de neutrones. Su investigación se centra en los magnetares, estrellas de neutrones con gran velocidad de rotación y con campos magnéticos extremadamente intensos y ha descubierto el primer magnetar de campo magnético débil. El año pasado recibió el Premio de la Fundación Banco Sabadell a las Ciencias y la Ingeniería y en 2019 recibió el Premio al Joven Talento Científico Femenino de la Fundación Real Academia de Ciencias de España (FRACE), entre otros de sus galardones.
 
Vanessa Graber, nacida en Alemania, es astrofísica teórica e investigadora senior postdoctoral. Es miembro de la red europea PHAROS, orientada a la investigación de la física y astrofísica de estrellas de neutrones desde un enfoque multidisciplinar. Su trabajo se centra principalmente en dos áreas de investigación: la interfaz entre la astrofísica y la física de la materia condensada, y la síntesis de poblaciones de estrellas de neutrones aisladas.
Actualmente, trabaja con Nanda Rea en el proyecto Magnesia, financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC), titulado “Censo de magnetares:  el  impacto  de estrellas  de  neutrones  altamente  magnéticas  en  el  universo  explosivo y transitorio”.

Helena Domínguez Sánchez es astrónoma e investigadora postdoctoral y estudia la formación y evolución de galaxias desde un punto de vista observacional. Su objetivo es comprender cómo y por qué las propiedades de las galaxias han cambiado a lo largo de la historia del Universo. Durante los últimos años, se ha especializado en aprendizaje automático (machine learning) y es pionera en el uso de técnicas de deep learning en astronomía.

Laura Tolós es física e investigadora, y su trabajo se centra en el estudio teórico de la materia en condiciones de temperatura o densidad extremas, como las que se pueden observar en objetos estelares, como las estrellas de neutrones. Además, forma parte del equipo de investigadores del centro involucrados en el diseño científico del satélite de rayos X eXTP, en el que también se encuentra Nanda Rea.
 
Por otro lado, la investigadora Mar Mezcua será una de las 75 astrofísicas disponibles para hablar sobre su investigación y su experiencia como mujer científica en la iniciativa Chatea con una astrónoma organizada por la Comisión Mujer y Astronomía de la Sociedad Española de Astronomía y patrocinada por la Familia Varela López en homenaje y recuerdo a Angelines y Arturo, y por la plataforma PureChat. La investigadora Mar Mezcua estudia cómo se forman los agujeros negros supermasivos y cómo su crecimiento afecta a la propia galaxia. Para ello, investiga una amplia gama de objetos astronómicos con un enfoque de longitud de onda múltiple.
15
Enero 2021

ICE researchers collaborate in the Dark Energy Survey, a public catalog of nearly 700 million astronomical objects


DR2 is the second data release in the survey’s seven-year history
Elliptical galaxy NGC 474 with star shells.
DES/NOIRLab/NSF/AURA. Acknowledgments: Image processing: DES, Jen Miller (Gemini Observatory/NSF's NOIRLab), Travis Rector (University of Alaska Anchorage), Mahdi Zamani & Davide de Martin. Image curation: Erin Sheldon, Brookhaven National Laboratory
Francisco J. Castander, Martin Crocce, Pablo Fosalba, Enrique Gaztañaga and Santiago Serrano participate in this international collaboration, that involves Fermilab, the National Center for Supercomputing Applications, NOIRLab and others. The initiative releases a massive, public collection of astronomical data and calibrated images from six years of surveys. This data release is one of the largest astronomical catalogs issued to date.

The Dark Energy Survey, a global collaboration including the Department of Energy’s Fermi National Accelerator Laboratory, the National Center for Supercomputing Applications, and the National Science Foundation’s NOIRLab, has released DR2, the second data release in the survey’s seven-year history. DR2 is the topic of sessions today and tomorrow at the 237th Meeting of the American Astronomical Society, which is being held virtually. 

ICE researchers Castander, Crocce, Fosalba, Gaztañaga and Serrano have been involved in the development of DR2 , the second release of images and object catalogs from the Dark Energy Survey, or DES: The catalog is the culmination of over a half-decade of astronomical data collection and analysis with the ultimate goal of understanding the accelerating expansion of the universe and the phenomenon of dark energy, which is thought to be responsible for this accelerated expansion. It is one of the largest astronomical catalogs released to date.

Including a catalog of nearly 700 million astronomical objects, DR2 builds on the 400 million objects cataloged with the survey’s prior data release, or DR1, and also improves on it by refining calibration techniques, which, with the deeper combined images of DR2, lead to improved estimates of the amount and distribution of matter in the universe.

Astronomical researchers around the world can access these unprecedented data and mine them to make new discoveries about the universe, complementary to the studies being carried out by the Dark Energy Survey collaboration. The full data release is online and available to the public to explore and gain their own insights as well.

DES was designed to map hundreds of millions of galaxies and to discover thousands of supernovae in order to measure the history of cosmic expansion and the growth of large-scale structure in the universe, both of which reflect the nature and amount of dark energy in the universe. DES has produced the largest and most accurate dark matter map from galaxy weak lensing to date, as well as a new map, three times larger, that will be released in the near future. 

One early result relates to the construction of a catalog of a type of pulsating star known as "RR Lyrae," which tells scientists about the region of outer space beyond the edge of our Milky Way. In this area nearly devoid of stars, the motion of the RR Lyrae hint at the presence of an enormous “halo” of invisible dark matter, which may provide clues on how our galaxy was assembled over the last 12 billion years. In another result, DES scientists used the extensive DR2 galaxy catalog, along with data from the LIGO experiment, to estimate the location of a black hole merger and, independent of other techniques, infer the value of the Hubble constant, a key cosmological parameter. Combining their data with other surveys, DES scientists have also been able to generate a complete map of Milky Way’s dwarf satellites, giving researchers insight into how our own galaxy was assembled and how it compares with cosmologists’ predictions.

Covering 5,000 square degrees of the southern sky (one-eighth of the entire sky) and spanning billions of light-years, the survey data enables many other investigations in addition to those targeting dark energy, covering a vast range of cosmic distances — from discovering new nearby solar system objects to investigating the nature of the first star-forming galaxies in the early universe. 

"This is a momentous milestone. For six years, the Dark Energy Survey collaboration took pictures of distant celestial objects in the night sky. Now, after carefully checking the quality and calibration of the images captured by the Dark Energy Camera, we are releasing this second batch of data to the public," said DES Director Rich Kron of Fermilab and the University of Chicago. "We invite professional and amateur scientists alike to dig into what we consider a rich mine of gems waiting to be discovered."

The primary tool in collecting these images, the DOE-built Dark Energy Camera, is mounted to the NSF-funded Víctor M. Blanco 4-meter Telescope, part of the Cerro Tololo Inter-American Observatory in the Chilean Andes, part of NSF’s NOIRLab. Each week, the survey collected thousands of pictures of the southern sky, unlocking a trove of potential cosmological insights.

Once captured, these images (and the large amount of data surrounding them) are transferred to the National Center for Supercomputing Applications for processing via the DES Data Management project. Using the Blue Waters supercomputer at NCSA, the Illinois Campus Cluster, and compute systems at Fermilab, NCSA prepares calibrated data products for public and research consumption. It takes approximately four months to process one year’s worth of data into a searchable, usable catalog.

The detailed precision cosmology constraints based on the full six-year DES data set will come out over the next two years.

The DES DR2 is hosted at the Community Science and Data Center, a program of the National Science Foundation’s NOIRLab. CSDC provides software systems, user services and development initiatives to connect and support the scientific missions of NOIRLab’s telescopes, including the Blanco Telescope at Cerro Tololo Inter-American Observatory.

NCSA, NOIRLab and the LIneA Science Server collectively provide the tools and interfaces that enable access to DR2.

“Because astronomical data sets today are so vast, the cost to handle them is prohibitive for individual researchers or most organizations. CSDC provides open access to big astronomical data sets like DES DR2 and the necessary tools to explore and exploit them — then all it takes is someone from the community with a clever idea to discover new and exciting science,” said Robert Nikutta, project scientist for Astro Data Lab at CSDC.

"With information on the positions, shapes, sizes, colors and brightnesses of over 690 million stars, galaxies and quasars, the release promises to be a valuable source for astronomers and scientists worldwide to continue their explorations of the universe, including studies of matter (light and dark) surrounding our home Milky Way Galaxy, as well as pushing further to examine groups and clusters of distant galaxies, which hold precise evidence about how the size of the expanding universe changes over time," said Dark Energy Survey Data Management Project Scientist Brian Yanny of Fermilab. 

About DES
This work is supported in part by the U.S. Department of Energy Office of Science.
The Dark Energy Survey is a collaboration of more than 400 scientists from 26 institutions in seven countries. Funding for the DES Projects has been provided by the U.S. Department of Energy, the U.S. National Science Foundation, the Ministry of Science and Education of Spain, the Science and Technology Facilities Council of the United Kingdom, the Higher Education Funding Council for England, the National Center for Supercomputing Applications at the University of Illinois at Urbana-Champaign, the Kavli Institute of Cosmological Physics at the University of Chicago, Funding Authority for Studies and Projects in Brazil, Carlos Chagas Filho Foundation for Research Support of the State of Rio de Janeiro, Brazilian National Council for Scientific and Technological Development and the Ministry of Science, Technology and Innovation, the German Research Foundation and the collaborating institutions in the Dark Energy Survey, the list of which can be found at www.darkenergysurvey.org/collaboration. 

About NSF’s NOIRLab
NSF’s NOIRLab (National Optical-Infrared Astronomy Research Laboratory), the US center for ground-based optical-infrared astronomy, operates the international Gemini Observatory (a facility of NSF, NRC–Canada, ANID–Chile, MCTIC–Brazil, MINCyT–Argentina, and KASI–Republic of Korea), Kitt Peak National Observatory (KPNO), Cerro Tololo Inter-American Observatory (CTIO), the Community Science and Data Center (CSDC), and Vera C. Rubin Observatory. It is managed by the Association of Universities for Research in Astronomy (AURA) under a cooperative agreement with NSF and is headquartered in Tucson, Arizona. The astronomical community is honored to have the opportunity to conduct astronomical research on Iolkam Du’ag (Kitt Peak) in Arizona, on Maunakea in Hawaiʻi, and on Cerro Tololo and Cerro Pachón in Chile. We recognize and acknowledge the very significant cultural role and reverence that these sites have to the Tohono O’odham Nation, to the Native Hawaiian community, and to the local communities in Chile, respectively.

About NCSA
NCSA at the University of Illinois at Urbana-Champaign provides supercomputing and advanced digital resources for the nation’s science enterprise. At NCSA, University of Illinois faculty, staff, students, and collaborators from around the globe use advanced digital resources to address research grand challenges for the benefit of science and society. NCSA has been advancing one third of the Fortune 50® for more than 30 years by bringing industry, researchers, and students together to solve grand challenges at rapid speed and scale. For more information, please visit www.ncsa.illinois.edu.

About Fermilab
Fermilab is America’s premier national laboratory for particle physics and accelerator research. A U.S. Department of Energy Office of Science laboratory, Fermilab is located near Chicago, Illinois, and operated under contract by the Fermi Research Alliance LLC, a joint partnership between the University of Chicago and the Universities Research Association, Inc. Visit Fermilab’s website at www.fnal.gov and follow us on Twitter at @Fermilab.

The DOE Office of Science is the single largest supporter of basic research in the physical sciences in the United States and is working to address some of the most pressing challenges of our time. For more information, please visit science.energy.gov.

Editor’s note: The DES second data release will be featured at a session of the meeting of the American Astronomical Society. The session, “NOIRLab’s Data Services: A Practical Demo Built on Science with DES DR2”, takes place on Thursday, Jan. 14, 3:10-4:40 p.m. CT.
 
25
Noviembre 2020

Un disco, un planeta y una estrella que forman parte del mismo sistema vistos creciendo simultáneamente


Disk, planet and star of the same system seen growing together
Filaments of accretion falling into the protoplanetary disk
MPE.
  • Un equipo de investigación liderado por el Instituto Max Planck de Física Extraterrestre (MPE) reveló un disco planetario que se está formando antes de que su estrella haya finalizado su formación.
  • El estudio cuenta con la importante aportación de un investigador del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) en el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC).
​Los sistemas estelares, como el nuestro, se forman dentro de nubes interestelares de gas y polvo que colapsan produciendo estrellas jóvenes rodeadas de discos protoplanetarios. Por primera vez, el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) ha observado un disco protoplanetario con un gran espacio alimentado por la nube circundante a través de grandes filamentos de acreción, sugiriendo que un planeta puede estar formándose en tándem con la estrella madre mientras el disco alrededor de ellos aún está creciendo. 

El equipo de astrónomos liderado por el Dr. Felipe Alves, del Centro de Estudios Astroquímicos (CAS) del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre (MPE) y ex-estudiante de doctorado del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC), utilizó ALMA para estudiar el proceso de acreción en el objeto estelar [BHB2007] 1. Este sistema se encuentra en el extremo de la Nube Molecular del Tubo. Los datos de ALMA revelan un disco de polvo y gas alrededor de la protoestrella, y grandes filamentos de gas alrededor de este disco. 

Los científicos, que incluyen al investigador Josep Miquel Girart del IEEC en el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC), interpretan estos filamentos como serpentinas de acreción que alimentan el disco con material extraído de la nube ambiente. El disco reprocesa el material acumulado, depositándolo en la protoestrella. 

La estructura observada es muy inusual para los objetos estelares en esta etapa de la evolución —con una edad estimada de un millón de años— cuando los discos circunestelares ya están formados y maduros para la formación de planetas. «Nos sorprendió bastante observar filamentos de acreción tan prominentes cayendo en el disco», dijo el Dr. Alves. «La actividad de los filamentos de acreción demuestra que el disco sigue creciendo mientras alimenta a la protoestrella».

El equipo también informa de la presencia de una enorme cavidad dentro del disco, lo que sugiere que se está formando un joven planeta gigante o una enana marrón. La cavidad tiene un ancho de 70 unidades astronómicas, y abarca una zona compacta de gas molecular caliente. Además, los datos suplementarios en radiofrecuencia del Very Large Array (VLA) apuntan a la existencia de una emisión no térmica en el mismo lugar donde se detectó el gas caliente. Estas dos líneas de evidencia indican que un objeto astronómico está presente dentro de la cavidad. A medida que este compañero estelar, posiblemente un planeta, acumula material del disco, también calienta el gas y posiblemente impulsa fuertes vientos ionizados o chorros. El equipo estima que es necesario un objeto con una masa de entre 4 y 70 masas de Júpiter para producir la cavidad observada en el disco.

Estas observaciones también imponen nuevas restricciones de tiempo para la formación de planetas y la evolución del disco, arrojando luz sobre cómo los sistemas estelares como el nuestro se esculpen a partir de la nube original.

Enlaces
- IEEC
- MPE
- ALMA
- VLA

Más información

Esta investigación se presenta en un artículo titulado «A case of simultaneous star and planet formation», de Felipe O. Alves et al., publicado en la revista The Astrophysical Journal Letters el 19 de noviembre del 2020.

El Instituto de Estudios Espaciales de Catalunya (IEEC) promueve y coordina la investigación y el desarrollo tecnológico espacial en Cataluña en beneficio de la sociedad. El IEEC fomenta las colaboraciones tanto a nivel local como mundial, y es un eficiente agente de transferencia de conocimiento, innovación y tecnología. Como resultado de más de 20 años de investigación de alta calidad, llevada a cabo en colaboración con las principales organizaciones internacionales, el IEEC se encuentra entre los mejores centros de investigación internacionales, centrados en áreas como: astrofísica, cosmología, ciencias planetarias y observación de la Tierra. La división de ingeniería del IEEC desarrolla instrumentación para proyectos terrestres y espaciales, y tiene una amplia experiencia trabajando con organizaciones privadas y públicas del sector aeroespacial y otros sectores de innovación. 

El IEEC es una fundación privada sin ánimo de lucro, regida por un Patronato compuesto por la Generalitat de Catalunya y otras cuatro instituciones con una unidad científica cada una, que en conjunto constituyen el núcleo de la actividad de I+D del IEEC: la Universidad de Barcelona (UB) con la unidad científica ICCUB - Instituto de Ciencias del Cosmos; la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) con la unidad científica CERES - Centro de Estudios e Investigación Espaciales; la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) con la unidad científica CTE - Grupo de Investigación en Ciencias y Tecnologías del Espacio; y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la unidad científica ICE - Instituto de Ciencias del Espacio. El IEEC está integrado en la red CERCA (Centres de Recerca de Catalunya).

Contactos
Oficina de Comunicación del IEEC
Barcelona, España

Ana Montaner y Rosa Rodríguez
Correo electrónico: comunicacio@ieec.cat 

Autor Principal en el IEEC
Barcelona, España

Josep Miquel Girart
Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC)
Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC)
Correo electrónico: girart@ieec.cat 

Nota de prensa elaborada por la Oficina de Comunicación de l'IEEC con la colaboración de Science Wave.
19
Octubre 2020

Un modelo tecnológicamente viable de una ciudad en Marte, tal y como la ha imaginado un equipo catalán


A technologically viable model for a Mars city, as imagined by a Catalan-led team
Nuwa Cliff and Valley Cover
ABIBOO Studio (Sebastián Rodríguez) and SONet
  • Una propuesta de ciudad en el planeta Marte de un equipo liderado por investigadores catalanes fue presentada el pasado sábado, 17 de octubre, en el concurso de la Mars Society.
  • La propuesta está liderada por investigadores del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) en el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC), la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT - UPC) y el Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB), junto con el Instituto de Ciencias del Mar (ICM, CSIC).
  • Utilizando los conocimientos científicos disponibles sobre el entorno en Marte, la propuesta aborda todos los aspectos de la vida humana: desde el asentamiento, la arquitectura y los soportes vitales hasta el arte, la economía y el sistema político.
  • El proyecto buscará ahora la industria, los académicos y el sector privado para dar pasos más allá y convertir la ciudad marciana en una opción factible para un futuro asentamiento humano en el planeta rojo.
Bienvenidos a Nüwa, capital de Marte. Los colonos en Marte vivirían aquí y en otras cuatro ciudades verticales integradas en uno de los cientos de acantilados del planeta, que proporcionan protección contra la radiación, pero también exposición a la luz solar. Los edificios en el interior de los acantilados serían mixtos, con capacidad para entre 200.000 y 250.000 personas, e incluirían zonas para vivir y trabajar, así como espacios para alojar exposiciones de arte, jardines exuberantes, plazas públicas, pabellones deportivos subterráneos y salas de música. Comerían una dieta basada al 50% en la agricultura, un 20% de microalgas y un 30% de carne de animales, insectos, setas y carne celular.

El trabajo por persona debería ser ocho veces superior al de un humano medio en la Tierra, pero esto se solucionaría imponiendo la automatización, estandarización y el uso de métodos de Inteligencia Artificial a nivel de diseño. El agua se extraería principalmente de arcillas y el oxígeno sería principalmente producido por los cultivos y las microalgas. Después de la muerte, la biomasa de animales, humanos y plantas se volvería a incorporar al sistema. Marte acabaría convirtiéndose en una democracia, con una Constitución y un cuerpo de ley propios. Cada ciudadano sería accionista de Marte. La sociedad evolucionaría hacia un modelo basado en la comunidad y la sostenibilidad.

Este es el aspecto que tiene una ciudad en Marte y cómo funciona según un equipo internacional de profesionales dirigido por investigadores catalanes. Utilizando conocimientos sobre la geología, la geografía y la atmósfera del planeta rojo, así como complejas investigaciones de la sociología y psicología humanas, el equipo ha imaginado un modelo de vida en Marte, tecnológicamente viable y autosostenible.

Su propuesta fue presentada en el concurso Mars City State Design de la Mars Society, la organización de promoción del espacio más grande e influyente del mundo dedicada a la exploración y el asentamiento humanos en el planeta Marte. El equipo expuso el proyecto el sábado 17 de octubre durante la Mars Society Convention después de haber sido seleccionado entre 10 finalistas de más de 175 propuestas presentadas. Aunque no ganaron el premio, el equipo está convencido de que el enfoque sostenible y centrado en el ser humano en la exploración del espacio es el camino correcto. Así pues, continuarán buscando colaboraciones industriales y académicas para dar vida a algunos de los conceptos básicos del próximo hábitat de la humanidad en Marte.

Esta propuesta de diseño fue creada y promovida por SONet (the Sustainable Off-world Network), una comunidad formada principalmente por profesionales europeos interesados en enfoques multidisciplinarios en la exploración sostenible del espacio. El proyecto está liderado por investigadores del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) en el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC), la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT - UPC), y su principal planificación arquitectónica y urbana ha sido dirigida por el estudio ABIBOO. También cuenta con importantes aportaciones de miembros del Instituto de Ciencias del Mar (ICM, CSIC) y el Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB). Participantes de otros países incluyen investigadores y profesionales del Reino Unido, Alemania, Austria, Estados Unidos y Argentina.

“El reto del equipo era diseñar un asentamiento con todo el bienestar de una ciudad moderna que fuera también capaz de obtener todos los recursos a nivel local y obtener rápidamente su independencia financiera y logística de la Tierra”, declara Guillem Anglada-Escudé, investigador Ramón y Cajal del ICE y coordinador del equipo. El proyecto trata todos los aspectos de la vida humana: desde los materiales que se utilizan para construir asentamientos y los mecanismos para garantizar el oxígeno y otros sistemas de apoyo a la vida hasta la economía, el arte, la educación, el sistema político, la guardería, la carga de trabajo, la muerte e incluso la herencia a Marte.

"Desde el punto de vista de un arquitecto del mundo real, diseñar un desarrollo urbano funcional, trabajando con las restricciones de un mundo desconocido para nosotros, fue al mismo tiempo una experiencia alucinante y extremadamente enriquecedora", declaró Alfredo Muñoz, cofundador del estudio ABIBOO y líder del equipo de desarrollo arquitectónico. "Estamos muy ilusionados en seguir evolucionando este primer diseño, y también en identificar nuevas soluciones radicales que funcionarán también en la Tierra".

El proyecto buscará ahora a la industria, los académicos y diferentes socios privados para dar pasos más allá y convertir la ciudad marciana en una opción factible para un futuro establecimiento humano en el planeta rojo. "En un esfuerzo tan grande, la cooperación entre expertos en muchas áreas diferentes es necesaria", explica Miquel Sureda, profesor de ingeniería aeronáutica en la ESEIAAT - UPC. "El éxito del proyecto de Nüwa en el concurso del Mars Society puede ayudar a SONet a ganar visibilidad y atraer miembros y recursos".

"El mundo ha cambiado radicalmente desde que nos pusimos en marzo, y continuará cambiando a ritmos forzados", concluye Anglada-Escudé. "Mientras tanto —añade— los problemas de sostenibilidad de la Tierra no se han ido por la puerta trasera. Aunque no lleguemos a Marte el próximo año ni dentro de veinte, si esto sirve para inspirar a profesionales y jóvenes catalanes y de todo el mundo para trabajar juntos por un planeta más sostenible, ya habremos ganado”.

El siguiente paso inmediato es buscar financiación para realizar una nueva iteración de diseño e iniciar conversaciones para desarrollar un demostrador en la Tierra, que también debería ser utilizado para desarrollar tecnologías de sostenibilidad y como elemento inspirador para promover las ciencias entre jóvenes y no tan jóvenes.

Listado de colaboradores
Project Coordination, Economic model & High-level concepts: Guillem Anglada-Escudé, Ph.D.; RyC fellow in Astrophysics; Institute for Space Science/ CSIC & Institut d'Estudis Espacials de Catalunya (EU)

Co-coordination. Space, Earth-Mars transportation & Socio-economics: Miquel Sureda, Ph.D.; Space Science and Technology Research Group, Universitat Politècnica de Catalunya & Institut d'Estudis Espacials de Catalunya (EU)

Life Support, Biosystems & Human factors: Gisela Detrell, Ph.D; Institute for Space Systems, Universität Stuttgart (EU)

Design. Architecture & Urbanism: Design Strategy & Coordination: ABIBOO Studio (USA) Preliminary Analysis & Urban Configuration: Alfredo Muñoz (USA); Owen Hughes Pearce (UK)

Detailed Architecture & Urban Design: Alfredo Muñoz (USA); Gonzalo Rojas (Argentina); Engeland Apostol (UK); Sebastián Rodríguez (Argentina); Verónica Florido (UK)

Identity & Graphic Design: Verónica Florido (UK); Engeland Apostol (UK)
Video Direction & CGI: Sebastián Rodríguez (Argentina); Gonzalo Rojas (Argentina)

Mars Materials & Location: Ignasi Casanova, Ph.D.; Prof. Civil and Environmental Engineering; Institute of Energy Technologies (INTE), Universitat Politècnica de Catalunya (EU)

Manufacturing, Advanced Biosystems & Materials: David Cullen; Prof. of Astrobiology and Space Biotechnology; Space Group, University of Cranfield (UK)

Energy & Sustainability: Miquel Banchs i Piqué; School of Civil Engineering & Surveying, University of Portsmouth (UK)

Mining & Excavation systems: Philipp Hartlieb; Prof. in Excavation Engineering, Montan Universitaet Leoben (EU)

Social Services & Life Support Systems: Laia Ribas, Ph.D.; RyC fellow in Biology, Institut de Ciències del Mar/CSIC, (EU)

Mars Climate modeling & Environment: David de la Torre; Dept. of Physics, Universitat Politècnica de Catalunya (EU)

CONTRIBUTORS:
Jordi Miralda Escudé (ICREA Prof. in Astrophysics - Ground Transport, UB, EU); Rafael Harillo Gomez-Pastrana (Lawyer, - Political Organization & Space law, EU); Lluis Soler (Ph.D. in Chemistry - Chemical processes, UPC, EU); Paula Betriu (Topographical analysis, - UPC, EU); Uygar Atalay (Location, temperature & Radiation analysis, UPC, EU); Pau Cardona (Earth-Mars Transportation, UPC, EU); Oscar Macia (Earth-Mars Transportation, UPC, EU); Eric Fimbinger (Resource Extraction & Conveyance, Montanuniversität Leoben, EU); Stephanie Hensley (Art Strategy in Mars, USA); Carlos Sierra (Electronic Engineering, ICE/CSIC, EU); Elena Montero (Psychologist, EU); Robert Myhill (Mars science – U. Bristol, UK); Rory Beard (Artificial Intelligence, UK)

SUPPORTING INSTITUTIONS:
CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas); ABIBOO Studio; UPC (Universitat Politécnica de Catalunya); Cranfield University; University of Stuttgart; IEEC (Institut d'Estudis Espacials de Catalunya); Montan University Leoben; Institut de Ciencies del Mar; University of Portsmouth.

Enlaces
Más información
El Instituto de Estudios Espaciales de Catalunya (IEEC) promueve y coordina la investigación y el desarrollo tecnológico espacial en Cataluña en beneficio de la sociedad. El IEEC fomenta las colaboraciones tanto a nivel local como mundial, y es un eficiente agente de transferencia de conocimiento, innovación y tecnología. Como resultado de más de 20 años de investigación de alta calidad, llevada a cabo en colaboración con las principales organizaciones internacionales, el IEEC se encuentra entre los mejores centros de investigación internacionales, centrados en áreas como: astrofísica, cosmología, ciencias planetarias y observación de la Tierra. La división de ingeniería del IEEC desarrolla instrumentación para proyectos terrestres y espaciales, y tiene una amplia experiencia trabajando con organizaciones privadas y públicas del sector aeroespacial y otros sectores de innovación.

El IEEC es una fundación privada sin ánimo de lucro, regida por un Patronato compuesto por la Generalitat de Catalunya y otras cuatro instituciones con una unidad científica cada una, que en conjunto constituyen el núcleo de la actividad de I+D del IEEC: la Universidad de Barcelona (UB) con la unidad científica ICCUB - Instituto de Ciencias del Cosmos; la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) con la unidad científica CERES - Centro de Estudios e Investigación Espaciales; la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) con la unidad científica CTE - Grupo de Investigación en Ciencias y Tecnologías del Espacio; y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la unidad científica ICE - Instituto de Ciencias del Espacio. El IEEC está integrado en la red CERCA (Centres de Recerca de Catalunya).

Contactos
Oficina de Comunicación del IEEC Barcelona
Ana Montaner Pizá
Correo electrónico: comunicacio@ieec.cat

Instituto de Ciencias del Espacio (ICE - CSIC) Barcelona
Guillem Anglada-Escudé
Correo electrónico: anglada@ice.csic.es

Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) Barcelona
Miquel Sureda Anfres
Correo electrónico: miquel.sureda@upc.edu
Institute of Space Sciences (IEEC-CSIC)

Campus UAB, Carrer de Can Magrans, s/n
08193 Barcelona.
Phone: +34 93 737 9788
Email: ice@ice.csic.es
Website developed with RhinOS

Síguenos


An institute of the Consejo Superior de Investigaciones Científicas

An institute of the Consejo Superior de Investigaciones Científicas
Affiliated with the Institut d'Estudis Espacials de Catalunya

Affiliated with the Institut d'Estudis Espacials de Catalunya